Administración de servidores

Poner en marcha un servidor es una tarea que requiere una alta especialización. Tanto en un servidor compartido, como dedicado, como en una nube de Internet tiene sus peculiaridades. Igualmente en su red interna y sin acceso a Internet. No es necesario que una aplicación web esté en Internet para beneficiarse de sus bondades, éste es el caso de ejemplo de un ERP que no estará accesible desde fuera de la red corporativa. Un servidor puede servir una aplicación a tantos ordenadores como necesite, y ésta aplicación puede ser accesible desde todos los dispositivos que usted quiera.

Servidores

El desarrollo de software tiende a la web. Con lo que el modelo de negocio se basa en aplicaciones centralizadas en servidores, los datos estan localizados en un lugar. Agiliza los procesos de su negocio, el mantenimiento y la actualización. Además le da la posibilidad de crecer sin incrementar considerablemente los gastos en TIC. Ya que su infraestructura esta mejor preparada.

Administración de sistemas informáticos auto-escalables y tolerantes a fallos

Entre las principales características que podemos tener al llevar la infraestructura informática a la nube tenemos la escalabilidad y la tolerancia a fallos. Además siempre tendremos una mayor seguridad y centralización de los datos. Un soporte del hardware que nunca podremos alcanzar de manera local si no invertimos ingentes cantidades de dinero. Por esto, siempre recomiendo llevar la infraestructura informática a las nubes, nunca mejor dicho ‘ponerla por las nubes’ 😉

AWS CloudWatch

Así tendremos un total control de todo sólo con dedicarle el tiempo necesario para configurarlo. Pudiendo automatizar copias de seguridad, duplicar elementos para no dejar de dar servicio, escalar infraestructura automáticamente. O incluso podemos prepararlo todo para que los sistemas se auto-recuperen en caso de fallos. O que reaccionen ante ciertos eventos. Esto es lo que nos brindan los servidores virtuales de las nubes.

Compartir..