Poner tu negocio en “la nube”


No es lo mismo poner un negocio en la nube, que ponerlo por las nubes, o estar en las nubes. Es  lo llamado cloud computing en inglés, se traduce por computación en la nube. Pero ¿qué es eso de la nube? ¿dónde está? ¿no está ya mi web en la nube? ¿qué es exactamente la nube de Internet?

Qué no es

Tradicionalmente, si contratamos espacio para poner una web en Internet, o si conectamos un ordenador a Internet, no estamos montando una nube. Solemos venir contratando este servicio a una empresa que nos alquila una cantidad de espacio, una velocidad del ordenador, una cantidad de visitas posibles (traducido en tasa de transferencia), cantidad de emails almacenados, etcétera…
Todo ésto es lo que no es, lo que se viene haciendo de manera tradicional limitando el uso de lo que ponemos en Internet. Hoy en día podemos encontrar soluciones cloud, en la nube, supuestos servicios en la nube que realmente no lo son. Se está utilizando esta forma de nombrar a la nube porque se vende bien, por eso debemos poner especial cuidado.

Qué sí es

En líneas generales, la nube es un conjunto de servicios que nos ofrece una empresa, los cuales se van ampliando conforme se necesita más. Para que nos entendamos, si tenemos una web y resulta que de repente necesitamos 27 Gigas extra de almacenamiento, si estamos en una nube ésto se amplia automáticamente y pagaremos por la cantidad de espacio que usemos. De igual manera ocurre con todo, tráfico entre la web y los visitantes, velocidad de procesamiento, balanceo de carga en las bases de datos, etcétera.

Es decir, se trata de un sistema escalable automáticamente, que se va aumentando o disminuyendo según es necesario y sólo pagaremos por lo que usemos. Hoy en día hay muy buenas soluciones para ésto y las empresas quieren cada vez más tener éste servicio. Pero no todas lo ofrecen realmente o dan un servicio parcial de lo que realmente es cloud computing.

Terminando

Una nube es un servicio en Internet donde al tener una aplicación web su capacidad para dar servicio aumenta o disminuye automáticamente, es escalable, dando todo el servicio que sea necesario sin colapsarse ni saturarse. De igual manera se paga por lo que se use, ni más ni menos, según las tarifas de cada empresa aumentando los costes o disminuyendo según la cantidad de servicio que se haya dado.
Para citar dos ejemplos de las empresa famosas:
  • Amazon, con sus Amazon Web Services y el Elastic Beanstalk, una solución más que interesante.
  • Google, con su App Engine, simplemente práctico y fácil de usar. 
Un saludo.
Compartir..

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *